Hay que acabar con las prolongaciones ilegales de jornada en Banca y Ahorro

En todas las reuniones de la mesa negociadora de Banca y Ahorro, UGT ha planteado el necesario cambio cultural -que debería empezar por las direcciones de las empresas- que facilite el final definitivo de las prolongaciones ilegales de jornada y permita alcanzar una efectiva conciliación de la vida personal y laboral.

Ayer, 5 de abril, se produjo una nueva reunión de los sindicatos y las patronales de los sectores de Ahorro y Banca (CECA y AEB, respectivamente). El grueso del discurso patronal se centró en rebatir, punto por punto, las diecisiete propuestas que UGT había presentado por escrito en la última reunión, celebrada el pasado 22 de marzo; en sus respuestas pudimos constatar la distancia que nos separa, aunque sí es cierto que los representantes empresariales valoraron positivamente alguna de nuestras aportaciones.

Tras realizar, todos los sindicatos presentes en ambas mesas de negociación, una nueva ronda de intervenciones, donde expusimos nuestros criterios sobre el contenido de un posible y, de momento, lejano acuerdo, pudimos constatar que la mayoría de organizaciones sindicales coinciden en una serie de puntos que están incluidos, casi literalmente, en las propuestas planteadas por UGT que, básicamente, pueden resumirse en tres grandes bloques:

  • El posible acuerdo debería incorporarse al texto de ambos Convenios Colectivos, que solo pudiera modificarse por acuerdo entre las partes y por tanto su vigencia sería la misma.
  • El sistema de registro de la jornada que establezca cada entidad financiera será informático, diario, obligatorio y universal para todo la plantilla, con independencia de su nivel profesional, funciones y tipo de horario.
  • Se considerará como jornada máxima anual la resultante del cumplimiento del calendario laboral de cada uno de los horarios existentes en cada entidad. La jornada ordinaria máxima diaria de trabajo de cada trabajador o trabajadora estará establecida por los límites horarios fijados por su horario de referencia, considerándose como tiempo de trabajo el realizado tanto en el centro de trabajo como el que se efectúe total o parcialmente fuera de mismo.

Aunque somos conscientes de la dificultad que entraña alcanzar acuerdos sobre esta materia, y teniendo en cuenta el posible efecto negativo que aporta la Sentencia del Tribunal Supremo sobre registro de jornada, UGT seguirá insistiendo en que, a través de la negociación colectiva, se podrán alcanzar acuerdos equilibrados para ambas partes. Vamos a analizar el contenido de la sentencia y de los votos particulares, para establecer las posibles vías de recurso. Ayer, UGT exigió públicamente la modificación urgente del artículo 35 del Estatuto de los Trabajadores (ET) en materia de jornada laboral para que los trabajadores y las trabajadoras tengan justificación real de la jornada y de las horas extraordinarias que realizan en sus empresas.

En todas las reuniones de la mesa negociadora de Banca y Ahorro, UGT ha planteado el necesario cambio cultural -que debería empezar por las direcciones de las empresas- que facilite el final definitivo de las prolongaciones ilegales de jornada y permita alcanzar una efectiva conciliación de la vida personal y laboral. Basta ya de discursos vacíos y de poner como ejemplo a las entidades financieras del resto de Europa para realizar recortes; que las utilicen para ejemplificar sobre el cumplimiento efectivo de los horarios.