La Asociación Española de Banca pretende congelar salarios y rebajar derechos

La AEB utilizando como excusa que la situación del sector no es buena, ni cuando los bancos están obteniendo beneficios de dos dígitos.

En la reunión de la mesa negociadora del Convenio Colectivo de Banca, celebrada el 22 de mayo y previo a la negociación, se solicitaron los datos del RAE sectorial para el cálculo de la participación en beneficios, contestando la patronal que aún no tiene los datos de todas las entidades y que harán un esfuerzo para tenerlos dentro del primer semestre. También se propuso realizar una petición conjunta para mantener una reunión con responsables del Ministerio de Economía, para tratar sobre la orden de desarrollo de los contratos de crédito inmobiliario.

Siguiendo con el orden del día establecido se habló sobre el establecimiento a nivel sectorial de un modelo de registro de jornada. UGT volvió a reiterar sus propuestas, que ya habíamos entregado por escrito en la reunión anterior, a lo que la representación patronal nos contestó con un conjunto de obviedades: un sistema no intrusivo, coherente con el puesto de trabajo, que cumpla la normativa de protección de datos… En resumen, el reconocimiento de la obligación legal que ya está establecida por ley y como se le recordó, a todo lo anterior hay que sumar lo establecido en la reciente sentencia que, sobre esta materia, ha dictado el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

En respuesta a las propuestas sindicales de negociación del Convenio Colectivo que se entregaron en la reunión anterior, los representantes de AEB presentaron su plataforma: Vigencia de convenio 4 años, moderación salarial vinculada a la negociación del resto de materias (congelación salarial), eliminación de lo que ellos consideran elementos obsoletos del Convenio (pusieron de ejemplo la antigüedad), adaptación del tiempo de trabajo, actualizar las licencias, “adecuar” las movilidades, tanto la funcional como la geográfica, retomar la jubilación forzosa eliminada en el anterior convenio, revisar el régimen disciplinario, establecer la desconexión digital y por último, eliminar lo que ellos consideran rigideces que según ellos ahora existen en el texto de convenio.

Como podéis comprobar no nos equivocamos en nuestro titular, nuevamente proponen iniciar la negociación del Convenio Colectivo de Banca proponiendo una congelación salarial y un recorte importante de nuestros derechos. Siguen utilizando como excusa que la situación del sector no es buena, ni cuando tienen beneficios de dos dígitos. Los trabajadores y trabajadoras del sector no se han beneficiado de estos resultados, cuando son parte importante de la generación de los mismos. UGT seguirá defendiendo en la mesa negociadora del convenio la recuperación del poder adquisitivo y el mantenimiento y ampliación de derechos de los trabajadores y trabajadoras.