Dificultades para el acuerdo en el convenio de Banca

El pasado 2 de julio se celebró la séptima reunión de la mesa negociadora del Convenio Colectivo de Banca en la que se siguió negociando un posible acuerdo sobre el registro de jornada.

Por fin, en esta reunión la patronal AEB entregó sus propuestas por escrito, pues hasta el momento solo las había comentado verbalmente, a pesar de que todos los sindicatos ya habíamos entregado nuestras propuestas hacía varias reuniones. No sabemos si esta actitud dilatoria es una estrategia premeditada para no alcanzar ningún acuerdo y así justificar la implantación unilateral de sus criterios.

Tras realizar una lectura conjunta durante la reunión, más nos reafirmamos en la falta de voluntad para alcanzar un acuerdo.

En primer lugar, porque la redacción sobre el ámbito de aplicación es bastante ambigua y farragosa, haciendo referencia a la exclusión de la Alta Dirección y del denominado “colectivo identificado” según la normativa europea.

Siguen insistiendo en mantener el registro en soporte papel como una alternativa más, algo que parece incoherente en empresas que presumen de su alto nivel de implantación tecnológica, pero que consideran imposible establecer un sistema tecnológico para realizar el registro diario de la jornada.

Pero el gran problema es que, además de realizar propuestas sobre el registro de jornada, entran de lleno en el diseño del tiempo de trabajo, introduciendo elementos como “tiempo efectivo de trabajo”, “auto registro de jornada”, “pausas de carácter personal”, hay Entidades que están muy preocupadas por el número de veces que sus trabajadores y trabajadoras se ausentan para fumar; para UGT esto no tiene nada que ver con el contenido concreto de estas negociaciones, a no ser que lo que se pretenda es alargarla negociación, pues es evidente que introducir estos temas a estas alturas de la negociación, seguramente hará inviable alcanzar un acuerdo, ya que el plazo máximo fijado es el 31 de julio.