Acuerdo sobre registro de la jornada en el convenio de cooperativas de crédito

UGT no firma este acuerdo

Para empezar y para no engañar, pedimos disculpas por el título, porque CCOO y las patronales no han firmado un acuerdo sobre el registro de jornada, han firmado un “ACUERDO PARCIAL DE CONVENIO” y esto va más allá de la obligación por parte de las empresas a registrar la jornada tras la modificación del artículo 34.9 del EE.TT.:

“La empresa garantizará el registro diario de jornada, que deberá incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada persona trabajadora, sin perjuicio de la flexibilidad horaria que se establece en este artículo”.

¿Por qué NO ha firmado UGT?

Estamos en contra de un sistema en el que la hora extra se genera a partir de las 1.700 horas que marca el convenio como jornada máxima y no a partir de las 7 horas diarias.

Nos negamos a que los directores/as de oficina o cualquier empleada/o que ostente alguna responsabilidad se convierta en un esclavo sin horario.

No aceptamos tener que recuperar los 20 minutos del café, sin saber además ni cómo ni cuándo, porqué las patronales se han negado a reconocer el descanso para el desayuno como tiempo de trabajo efectivo.

  • “en el ámbito de cada empresa podrán concretarse  los criterios, (futuro “imperfecto”  ¿con quién? ¿unilateralmente? distintos de los anteriormente enumerados, que han de  regular los excesos de jornada y determinar los tiempos y pausas que no se consideren tiempo efectivo de trabajo diario”.¿Qué nos aporta este acuerdo a los trabajadores? NADA, ¿Y a las patronales?  Mantener la prolongación de jornada y recortar derechos.

Una vez concretado el acuerdo, para “salvar los muebles” (como si el acuerdo hubiera sido parte de una catástrofe) o para “vestir a la novia” (como si hubiera que tapar las carencias del acuerdo), la patronal ha accedido a realizar una entrega del 0,8% solo sobre salario base sin subir el resto de conceptos, con carácter retroactivo desde enero de 2019, efectivo antes del 31 de marzo.

Desde el principio de la negociación ambos sindicatos llevábamos reclamando un anticipo a cuenta, como hemos dicho en todos y cada uno de nuestros comunicados anteriores. UGT manifestamos que esta entrega a cuenta llega un año tarde y que no se debe justificar como “salvar muebles” o “vestir a la novia” tras la firma de este acuerdo, sino que es algo que los trabajadores del sector nos ganamos día a día.

Próxima reunión 27 de febrero.