Cooperativas de crédito | Exprimir a sus plantillas hasta la última gota

Y el convenio colectivo es el exprimidor

Como los cítricos, somos los empleados y las empleadas para las patronales, algo que exprimir hasta la última gota.

Y el convenio es el exprimidor.

Seguimos sin avances en mejoras salariales, con propuestas de subidas salariales del 0% en años que a pesar de la pandemia han sido buenos para las cooperativas de crédito.

Con tímidos avances incluso en temas que la propia normativa laboral ha establecido: Teletrabajo, desconexión digital e incluso permisos (que están aceptando a regañadientes).

Los dos años y medio de negociación demuestran la falta de voluntad negociadora de las patronales y como dijimos en nuestro último comunicado la falta de respeto a sus plantillas.

Mientras en la mesa de negociación se trasladan las dificultades que tienen las entidades, en la prensa seguimos asistiendo a publicaciones de cuentas de resultados.
Estos son algunos de los últimos ejemplos:

  • CajaViva cierra el año 2020 con récord en cifras de negocio y solvencia.
  • Caja Rural de Asturias gana 9,5 millones de euros en el primer trimestre del año
  • Caja Rural de Teruel eleva un 55% sus beneficios antes de impuestos.

Próxima reunión: 14 de junio.